Firmas Falsificadas

Uno de los asuntos más frecuentes en los que trabaja un Perito Calígrafo, es determinar si una firma está falsificada. Las firmas falsas pueden ser imitadas o inventadas y si es la propia persona la que altera su firma se estaría ante una firma simulada.

En una firma inventada, como su nombre indica,  el falsificador desconoce los rasgos de la firma original, por tanto no coincidirá en ningún aspecto.

Las firmas imitadas se pueden realizar de varias formas, por ejemplo: Imitación libre, imitación servil, imitación por calco o imitación por sello.

En una imitación por sello se reproduce la firma original con la imagen a través de un fotograbado,  para al usarlo con tinta líquida poder reproducirlo en el documento.

Este tipo de falsificación no es difícil de detectar, ya que no hay ni huellas ni surcos en los trazos, además se acumula  la tinta del sello en los bordes.

La imitación por calco tiene las siguientes variantes:

Se puede utilizar un papel de calco para copiar los trazos, repasándolos después con un bolígrafo por ejemplo. Otra posibilidad es repasar la firma auténtica con un útil de escritura con punta para dejar la huella en el papel y repasarla luego con tinta. Este tipo de imitación también es detectable fácilmente.

En una firma imitada con papel de calco se podrá observar, utilizando elementos ópticos de aumento, por ejemplo una lupa,  restos de carboncillo del calco en los surcos ya que la tinta no los cubrirá con exactitud sin dejar evidencias.

En el caso que se repase la huella, tampoco se cubrirán los surcos de manera total, por lo que utilizando un tipo de iluminación denominado rasante,  combinado con una lente de aumento se puede apreciar la falsificación con nitidez.

En los dos supuestos, calco y repaso de huella, la velocidad es  lenta y con falta de continuidad.

En la imitación servil, el falsificador hace la firma teniendo la auténtica a la vista, mirándola cada poco tiempo. Por lo tanto es fácil su identificación ya que en sus trazos se observan los rasgos que son típicos de una falsedad: Temblores, empalmes entre trazos, paradas, lentitud en la velocidad, reenganches, torsiones, retoques etc… No hay ni sinceridad ni espontaneidad que se pueda apreciar.

En una firma falsificada por imitación libre, a diferencia de la servil, se estudia y se practica la firma durante tiempo hasta que se hace con la mayor destreza posible.

Esta modalidad es la más difícil de detectar, ya que además de depender de la habilidad gráfica del falsificador, al practicar mucho éste, no existe el mismo grado de falta de sinceridad y espontaneidad que en la imitación servil. No obstante siempre habrá elementos muy difíciles de imitar, como la presión, los gestos tipo o rasgos iniciales y finales, que junto a otros automatismos gráficos pueden servir para detectar la falsificación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.